Semillas y Germinados

lección 7


Semillas

Las semillas y germinados son superalimentos muy sencillos y económicos de obtener.
Las semillas, contienen la mayor cantidad de proteínas, vitaminas y minerales concentrados, siendo su costo accesible y se pueden consumir solas o en otros platillos como ensaladas, sándwiches o incluso algunos guisados. Por citar un ejemplo, la semilla de Chia tiene 2.5 veces más proteína que los frijoles, 3 veces la fuerza antioxidante de los arándanos, 3 veces más hierro que las espinacas, 6 veces más calcio que la leche, 7 veces más vitamina C que las naranjas, 8 veces más omega 3 que el salmón, 10 veces más fibra que el arroz, 15 veces más magnesio que el brocoli. Por consiguiente, son los alimentos que tienen el más alto valor nutricional. A continuación, presentamos las bondades de algunas de ellas:

Semillas de linaza: son muy ricas en ácidos grasos omega 3, por lo que resulta un buen alimento para el corazón, ricas en vitaminas C y E, con fuerte poder antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades y contiene minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio. Ayuda a reducir los altos niveles de azúcar y colesterol, ayuda a cuidar la salud del intestino.
Semilla de girasol: rica en ácidos grasos mono y polinsaturados que ayudan a controlar el colesterol, también es rica en fibra y potasio, fósforo, magnesio y calcio así como su riqueza en ácido fólico, por lo que ayuda al buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
Semillas de sésamo: ricas en grasas insaturadas y una gran cantidad de proteínas, aporta vitamina E y complejo B. Tiene gran contenido de calcio.
Semillas de amapola: otra gran fuente de calcio además de vitamina A con efecto antioxidante, protector de la piel y el cabello, destaca su contenido en hierro.
Semillas de calabaza: ricas en ácidos grasos, omega 3 y omega 6. Posee un gran número de vitaminas y minerales, entre los que destacan: magnesio, selenio, potasio, fósforo, vitaminas A y E. Es muy rica en fibra por lo que ayuda al sistema digestivo. Contiene gran cantidad de proteínas, en particular el triptófano. También recomendable para deportistas, vegetarianos y embarazadas por su alto contenido de vitamina B12.
Semilla de Chia: es rica en zinc, indispensable para el sistema inmune, posee proteínas de buena calidad, así como selenio, hierro, magnesio, calcio y fósforo.
Las semillas, en especial las de mayor tamaño, es importante triturarlas para aprovechar sus nutrimentos, ya que de otra forma, pasan por el tubo digestivo y se desechan sin haberse digerido.

Germinados

Los germinados se hacen a partir de las semillas de las plantas, tan solo agregando agua. Varias especies de vegetales se pueden germinar para consumir en forma regular. Los más populares son los germinados de alfalfa, soya, frijol, pero se pueden germinar muchos otros. Como es de esperarse, los germinados tienen altas concentraciones de vitaminas, minerales, oligoelementos, proteínas, encimas, aceites esenciales y antioxidantes; además de su alto valor alimenticio son de fácil digestión. Son fáciles de preparar en casa ya que solo requieres las semillas y un poco de agua. La ventaja es que de esta forma puedes preparar tus propios alimentos libres de químicos y contaminantes, con la menor huella ecológica para el planeta. Cualquier semilla de leguminosa o grano de cereal puede ser germinada, aunque los más preciados por su sabor y valor nutrimental son: alfalfa, ajonjolí, avena, arroz, chícharo, frijol, soya, garbanzo, girasol, lenteja, linaza, maíz, mijo, rábano y trigo.

Preparación:

Los germinados los puedes conseguir en algunos puestos de mercado, pero también tú los puedes preparar en casa en unos cuantos días. Primero lava las semillas en el grifo del agua. Escurre bien y déjalas remojando por una noche completamente cubiertas de agua purificada. Al día siguiente enjuaga el agua y déjalas húmedas. Cada doce horas vuelve a remojarlas con agua purificada y escurrirlas, dejándolas con un poco de humedad. En un período de 5 a 7 días, dependiendo de la semilla, verás como van germinando. En el momento que consideres que ya están listas para comer, simplemente tómalas y prepáralas en una ensalada o solas con chile y limón.

Te presentamos algunos germinados y sus increíbles características:
Arroz integral, rico en vitamina B, fósforo, potasio, magnesio, sodio, calcio y silicio. Ayuda a la adecuada conservación de huesos y dientes.
Avena: es la semilla más recomendable para trastornos nerviosos, depresiones y alteraciones del sueño, contiene vitamina D y E, proteínas, carbohidratos, minerales y un alto contenido en silicio, necesario para el desarrollo de los músculos y el sistema nervioso.
Berro: muy adecuado para combatir los síntomas de la fatiga primaveral, alcaliniza y depura la sangre, neutraliza el exceso de toxinas, regula el metabolismo. Es rico en hierro, fósforo, manganeso, cobre, zinc, yodo, calcio y vitaminas A, B2, E y C.

Fenogreco. Limpiador sanguíneo y renal, se recomienda para levantar el ánimo decaído y reforzar el organismo, estimula las funciones digestivas y hepáticas. Contiene abundante fósforo y hierro.

Garbanzos: ricos en carbohidratos, fibra, calcio, proteínas, magnesio, potasio y vitaminas A y C. No producen gases durante la digestión.
Lentejas: retrasan el envejecimiento y son ricas en proteínas, vitamina C y hierro. Maíz: alto contenido en magnesio, necesario para conservar la tensión muscular del tracto intestinal. Mostaza: adecuada para tratar trastornos digestivos como gastritis, enteritis, etc. Rica en vitamina C, proteínas y lípidos. Calabaza: contiene proteínas, vitamina E, fósforo, hierro y zinc.
Girasol: ricas en proteínas, grasas insaturadas, vitaminas B y E, calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio. Sésamo: buena fuente de fibra, proteínas, vitaminas B y E, magnesio, potasio, hierro, fósforo y calcio.

Soya Verde: contiene proteínas, metionina de efecto relajante. Fortalece el sistema nervioso y contribuye a rebajar el exceso de colesterol. Rico en vitaminas A, C, hierro y potasio.
Trigo: Rico en proteínas, magnesio, fósforo y vitaminas B y E. Previene de infecciones, remineraliza, regenera las células y sirve para tratar trastornos nerviosos.
Por sus increíbles propiedades los germinados puede utilizarse en la alimentación de diabéticos, hipertensos, en caso de insomnio, depresión, hipercolesterolemia, etc.



Actividad complementaria

  1. ¿Por qué decimos que las semillas son superalimentos?
  2. Menciona tres semillas importantes en la dieta.
  3. ¿Cómo podemos obtener un germinado?
  4. Menciona los pasos para germinar una semilla.
  5. Menciona tres germinados y sugiere algunas formas para ingerirlos.
  6. Consigue algún tipo de semilla y germínala en tu casa.

Siguiente