Ayuno, mono-dieta y micro-ayuno

lección 9


El ayuno

El ayuno ha sido practicado por cientos de años, algunas veces por motivos de salud y otras también buscando una purificación espiritual, por lo que hemos de suponer los distintos planos en los que tiene efectos esta práctica.
Existen diversos tipos de ayuno: El ayuno completo que consiste en dejar de ingerir todo tipo de alimentos por un tiempo determinado, solo bebiendo agua simple. De ahí podemos ir agregando algunos elementos como tés o jugos, siempre tratando de evitar los azucares. Y finalmente tenemos la mono-dieta, que consiste en ingerir un solo tipo de alimento durante el periodo, y por supuesto, también el agua simple. Tanto los ayunos como las mono-dietas deben ser cuidadosamente vigiladas por un nutriólogo o especialista, ya que no son aptas para todas las personas. Por ejemplo: las mujeres embarazadas deberán de abstenerse de este tipo de prácticas por la cantidad de nutrientes que requiere el proceso de gestación. Lo mismo puede decirse de los deportistas de alto rendimiento o quienes padezcan ciertas enfermedades metabólicas como diabetes o trastornos en la sangre. Los niños y jóvenes también deben de evitar los ayunos por estar en etapa de crecimiento.

Desde el punto de vista astrológico, el mejor momento para practicar el ayuno o mono-dieta es cuando la luna está en cuarto menguante, ya que entra en su etapa yinn (pasiva). Se recomienda hacerlo en días de poca actividad tanto física como intelectual, que permitan un recogimiento y relajación física y mental.

Beneficios del ayuno

Como ya mencionamos son múltiples los beneficios a nivel físico, emocional y mental, veamos algunos de ellos:

  • El ayuno permite la limpieza del aparato digestivo, principalmente intestinos delgado y grueso, de esta forma se elimina un potencial foco de agentes patógenos y tóxicos que se acumulan en éstos órganos. También se puede acompañar de un lavado intestinal: (ver siguiente lección)
  • Se normaliza la sensibilidad a la insulina y la leptina (hormona del apetito), es decir que se normaliza el metabolismo, con lo que se reducen los riesgos de padecer diabetes, obesidad y/o trastornos cardiovasculares.
  • Todos los órganos se purifican, especialmente el hígado y los riñones que continuamente trabajan metabolizando los alimentos y eliminando las toxinas.
  • Promueve la producción de la hormona del crecimiento, lo que retarda el proceso de envejecimiento. Todos los tejidos se rejuvenecen, lo cual se hace más evidente en la piel y el cabello que recobran tonicidad, suavidad y color.
  • La sangre se purifica y se eliminan infinidad de agentes patógenos y tóxicos, de esta forma se pueden curar enfermedades o prevenir muchas de ellas.
  • Mejora el sistema inmune y se estabiliza el sistema endocrino.
  • Se agudizan los sentidos, se equilibran las emociones siendo más fácil alcanzar estados de mayor lucidez mental y espiritual.
  • El organismo activa la cetosis, esto es que al no contar con alimento externo el cuerpo comienza a consumir las grasas, reduciendo peso y tallas.
  • La autofagia se activa entre 10 a 12 horas de ayuno, este proceso consiste en que el organismo se alimenta de las células viejas o enfermas ayudando al proceso de apoptosis y regeneración tisular. De esta forma se pueden evitar o revertir procesos de degeneración celular como el reumatismo, leucemia, enfermedades neurodegenerativas, insuficiencia renal, diabetes, cáncer, etcétera. En el caso del cáncer no siempre se han obtenido resultados positivos en ésta práctica, por lo que se requiere más conocimiento sobre los procesos que entran en juego.

El ayuno se puede hacer por un tiempo prolongado que puede ser desde un día hasta un par de semanas, como ya mencionamos, siempre bajo la supervisión de un experto. Para tener mejores efectos es importante que el consumo de calorías por día se reduzca a menos de 500-600. Recordando que el objetivo no debe ser tanto el reducir peso o tallas, sino la purificación de cuerpo. En todo tipo de dieta, y especialmente en los ayunos deberán evitarse los azúcares, la sal, las harinas blancas, las grasas saturadas o industrializadas, así como productos procesados, ya que contienen gran cantidad y variedad de químicos artificiales. Todos estos alimentos son los que dañan nuestro cuerpo, y precisamente los que vamos a eliminar a través del ayuno y la mono-dieta.

Mono-dieta:

En cuanto a la mono-dieta, por lo regular se elige alguna fruta que no sea demasiado dulce por ejemplo: el melón, la papaya, la naranja, la piña. Cada uno tiene diferentes propiedades y brinda diversos beneficios, por lo que se deberá de elegir de acuerdo al efecto deseado. En el caso de algunas frutas se pueden ingerir completas, en licuado o alternando ambas formas. Si es posible, como en el caso de la piña se puede licuar con todo y la cáscara para aprovechar la fibra que contiene.

Micro-ayuno:

En caso de no poderse hacer un ayuno prolongado, por cuestiones de agenda o aspectos físicos también se puede hacer un micro-ayuno. Esto consiste en dejar de consumir alimentos por unas cuantas horas, el período puede ser entre 12 y 20 horas (un periodo más extenso ya podemos considerarlo un ayuno). En este período consumiendo tan solo agua o un té sin azúcar. Los más recomendables son el té verde o infusiones de jengibre o cúrcuma. Por ejemplo: se puede hacer una comida al medio día, en la noche consumir solo una taza de té, consumir varios vasos de agua y para la mañana siguiente ya habrán pasado más de 12 horas al momento del desayuno, por lo que se podrá hacer un desayuno balanceado, como usted acostumbre. Esta breve mono-dieta se puede practicar dos veces por semana, con lo que se consiguen importantes beneficios.

También se puede hacer una combinación de varias de estas opciones, por ejemplo: entre semana se puede practicar 3 ó 4 veces un micro-ayuno de unas 14 horas. En fin de semana se puede hacer un ayuno completo de un día. O bien, se puede hacer un ayuno de 2-3 días una vez al mes, ayunos más largos no son recomendables, salvo casos especiales. Recordamos, una vez más que los ayunos, mono-dietas y semi-dietas deben ser supervisados por un experto.



Actividades complementarias

  1. ¿Por qué el ayuno forma parte de algunas prácticas espirituales?
  2. ¿Cuál es el tiempo máximo para ayunar sin afectar negativamente la salud?
  3. Menciona cinco beneficios del ayuno.
  4. ¿Qué es la autofagia?
  5. ¿Qué es una mono-dieta?
  6. ¿Cuál es el periodo más corto para llevar a cabo un mini-ayuno y porqué?