Dieta vegetariana

lección 3

Alimentación carnívora

Ya mencionamos la importancia del consumo de proteínas que constituyen los tabiques que forman nuestro cuerpo. Tradicionalmente hemos creído que la mejor fuente de proteínas son las carnes, ya sea de res, puerco, aves, pescados, etcétera. Estos nutrientes tabmién los encontramos en alimentos de origen vegetal como son las leguminosas, cereales, algunos frutos (oleaginosas).
Como ya hemos mencionado, no todas las personas aceptan las carnes con facilidad. Sobre todo las personas con sangre tipo A, las carnes, lejos de nutrirles les generan grandes estragos. Mientras que las personas de tipo O pueden consumirla sin mucha preocupación. De cualquier forma, todos debemos considerar los siguientes factores de la alimentación carnívora.

  • Contiene un alto contenido de colesterol y grasas saturadas.
  • En las granjas modernas los animales son alimentados a base de granos transgénicos y sustancias químicas. La administración de hormonas para lograr un crecimiento acelerado es una práctica común, lo mismo que la aplicación de químicos y antibióticos para evitar enfermedades. Todas estas sustancias finalmente llegan a nuestros cuerpos, los debilitan y sobre todo generan una predisposición a padecer diversas enfermedades y varios tipos de cáncer. Algunos de estos químicos son: benzopireno (cancerígeno), tetraciclina, penicilina, sulfamida, nitrofuranos, clem-buterol, BST, etc.
  • No obstante, la gran cantidad de químicos y antibióticos que se le administran a los animales, estos tienen mucho más alto contenido de virus y bacterias que lo que pueda encontrar en cualquier alimento de origen vegetal. Esto, en parte se debe al proceso de industrialización y refrigerado antes que la carne llegue a nuestro plato.
  • Se ha demostrado que las sustancias presentes en las carnes aceleran los procesos cancerígenos, mientras que las hormonas y sustancias propias del reino vegetal los inhiben. Si usted va a consumir carne, trate que sea de la mejor calidad. Evite las carnes rojas de res o puerco, así como los embutidos, que se hacen con las sobras de menor calidad. En su lugar puede consumir pescado, pollo o pavo, que tienen menor contenido de grasas. La recomendación es consumirla tan solo una vez a la semana.
  • Una razón más para evitar la carne: Si comparamos la anatomía humana con la de cualquier carnívoro vemos que nuestros cuerpos no están adaptados a una dieta carnívora. De hecho el hombre procede de especies de monos herbívoros, solo hasta los últimos miles de años es que su dieta se hizo omnívora, pero nuestros cuerpos siguen siendo básicamente vegetarianos.

La dentadura tiene grandes molares y colmillos cortos, propios de un herbívoro, mientras que los carnívoros tienen grandes colmillos para desgarrar la carne de sus presas. Nuestros intestinos son largos para poder digerir las fibras vegetales, mientras que los carnívoros cuentan con intestinos cortos, ya que requieren eliminar rápidamente los desechos de la carne antes que se vuelvan tóxicos. Los sentidos como la vista, el oído y el olfato son mucho más desarrollados en los carnívoros, mientras que los herbívoros no cuentan con las herramientas necesarias para cazar a su presa.

Como sustituir la proteína animal

El cuerpo requiere 22 aminoácidos básicos para crear todas las proteínas que lo conforman. De esos 22 aminoácidos 10 se tienen que ingerir en los alimentos porque el organismo no es capaz de producirlos. Algunas leguminosas como la soya incluyen gran cantidad de proteínas (50%), incluso más que la carne (25% carne de res), pero no contienen la gama completa. Solo algunos cereales como la Quinoa contienen los 10 aminoácidos esenciales, pero a veces es dificil de conseguir y su precio es más elevado. La combinación de cereales y leguminosas nos aportan todos los aminoácidos que requerimos. Platos tan sencillos como una tortilla con frijoles o arroz con alubias ya aportan el total de los aminoácidos indispensables. La proporción debe ser de mayor cantidad de cereales y la mitad de leguminosas. La variedad de platillos que se pueden preparar con estos alimentos vegetales es enorme: sopas, guisados, panes, ensaladas…

Cambio de dieta:

Para la mayoría de las personas nos resulta muy difícil hacer un cambio en nuestra dieta porque estamos acostumbrados a la comida con exceso de harinas, grasa, carnes, etc.; por
lo que sugerimos que vayas haciendo un cambio gradual. Comienza por aumentar la cantidad de frutas que ingieras en tus alimentos (que pueden ser 3 ó 5 alimentos al día). También aumenta la cantidad de verduras, preparándolas tanto cocidas como crudas, para aprovechar todas sus propiedades. Baja el consumo de pan blanco, tortillas, azúcar refinada y refrescos. Comienza a sustituirlos por harinas integrales, agua simple o mineral (limonadas o naranjadas) que puedes endulzar con un poco de dextrosa.
Comienza a eliminar las carnes rojas de tu dieta por pollo, pavo y pescado; tratando que sean muy frescos. Si tu cuerpo te lo pide, te puedes volver vegetariano, quitando también las aves, pescado y mariscos.

Si ya decidiste dejar de comer todo tipo de carnes, pescados y mariscos es importante que ingieras algún alimento con levadura de cerveza o algún complemento del complejo B12. Ya que esta vitamina suele faltar en la dieta vegetariana. También debes ingerir abundantes vegetales de hojas verdes, en especial espinacas y frijoles que te ayudarán a mantener un buen nivel de hierro en la sangre. De esta forma evitarás padecer anemia que es la falta de glóbulos rojos en la sangre y por lo mismo una baja oxigenación que conduce a debilidad y diversas enfermedades.

Para obtener los 10 aminoácidos esenciales no olvides consumir una combinación de cereal y leguminosa, de ser posible en una misma comida. Siguiendo estos sencillos consejos podrás cambiar a una alimentación vegetariana sin riesgos de padecer la carencia de algún nutrimento.

Es falso que la dieta vegeratiana conduce a desnutrición y enfermedades, personalmente llevo una dieta ovolacto-vegetariana por más de 35 años sin presentar ningún problema, al contrario, actualmente a los 54 años sintiéndome en perfecto estado de salud, practicando yoga, kung-fu y sin contraer infecciones. También puedo poner como ejemplo a mis hijos, quienes son vegetarianos de nacimiento y también gozan de excelente salud.


Actividad complementaria

  1. ¿De qué alimentos podemos obtener las proteínas?
  2. ¿Menciona 3 alimentos de origen vegetal con gran porcentaje de proteínas?
  3. Menciona 3 sustancias dañinas contenidas en las carnes
  4. ¿Por qué son dañinas las grasas saturadas?
  5. ¿Qué son los aminoácidos?
  6. ¿Por qué es importante combinar un cereal con una leguminosa?
  7. ¿Qué sucede cuando hay carencia de vitamina B12?

 

Siguiente




 

 



 

MENU: